amicalia_

realismo

Situación de partida.

 

Grupo Alborada, especializado en restauración de alto nivel, inició su expansión a nivel nacional. El restaurante Alborada fue el punto de partida con el que se había convertido en un nicho relevante en el mundo de la gastronomía atlántica, por lo que quiso traducir su concepto adaptándolo a nuevos proyectos dentro y fuera de Galicia

Planteamiento estratégico.

Comenzamos a trabajar en la construcción de una marca que reúna todos los proyectos con un eslabón común. Amicalia era su nombre. Pero lo más importante era concebir lo que debía ser su esencia, un concepto de paraguas que vendería el Atlántico desde otra perspectiva, conceptualizando una propuesta única, vinculando arte y gastronomía.

Idea creativa.

Realismo Atlántico. Ese era el eje estratégico. Un concepto con el que reunir todas las propuestas del grupo. A partir del ADN Atlántico, se dio un nombre de una nueva tendencia gastronómica, donde el producto obliga, el sabor es máximo y no se disfraza, y la combinación de magia y lógica sublima cada plato.

Bajo este concepto se renovó el discurso entero de la marca, así como la imagen corporativa de los proyectos del grupo: Alborada, Anima y Alabaster en Madrid, y la propuesta más sinvergüenza del grupo, Arallo.

atlántico.

Imagen 7.jpg
Imagen 5.jpg
Imagen 9.jpg
Imagen 4.jpg
Imagen 11.jpg
Imagen 10.jpg
Imagen 6.jpg
Imagen 3.jpg
GIF-2.gif
Imagen 12.jpg
Imagen 1.jpg
Imagen 2.jpg
Imagen 13.jpg
Imagen 8.jpg